Infección de la próstata - Prostatitis
Escrito por Administrator

¿QUÉ ES LA PROSTATITIS?

Es un proceso inflamatorio de la glándula prostática, frecuente en menores de 50 años, que puede presentarse hasta en un 10% de los hombres adultos, y puede afectar negativamente la calidad de vida del paciente. Algunos hombres desarrollan prostatitis crónica que los mantiene acudiendo frecuentemente al urólogo.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Los síntomas son diversos y no son exclusivos para esta enfermedad, por lo tanto debe acudir a su urólogo para que determine su presencia o no. Algunas veces la sintomatología no es muy manifiesta y puede pasar por simples molestias. Sin embargo, la mayoría de las veces se presenta con sensación de ardor al orinar, disminución de la fuerza del chorro de orina, vaciado incompleto, orinar con mayor frecuencia, levantarse de noche para orinar, etc. También puede manifiestarse con dolor intenso en la región perineal (entre el ano y los testículos), en el pene, testículos, en la parte baja del abdomen o la espalda, o localizado difusamente en la pelvis. La existencia de dolor durante o después de la eyaculación, incluso fiebre y escalofríos, son altamente sospechosos de prostatitis.

¿A QUÉ SE DEBE LA PROSTATITIS?

Puede relacionarse directamente a infección debido a bacterias que alcanzan la próstata a través de los conductos prostáticos por medio de la orina. También puede deberse a una enfermedad de transmisión sexual por Chlamydia (no bacteriana). Otras posibles causas incluyen condiciones autoinmunes, trastornos neurológicos, musculares, o problemas del cuello de la vejiga urinaria. El síndrome de dolor pélvico crónico puede estar relacionado con una inflamación de la vejiga (cistitis intersticial). Otras causas pueden incluir infección urinaria, o procedimientos como la colocación de una sonda, endoscopia o biopsia prostática.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

La prostatitis constituye un reto diagnóstico para el urólogo. Él le preguntará acerca de su historia médica y le realizará un examen físico el cual incluirá un tacto rectal Puede ser necesario realizar un estudio microbiológico del aparato genital masculino (prueba de Stamey) que incluye un masaje prostático, para obtener una muestra de secreción prostática, la cual se envía al laboratorio para su análisis. También se obtienen exámenes de sangre, de orina, un urocultivo y/o muestra del semen.

En ocasiones se necesita realizar otras evaluaciones como la uretrocistoscopia que consiste en introducir un cistoscopio a través de la uretra hasta la vejiga. Éste es un instrumento de magnificación óptica conectado a una fuente de luz que permite al urólogo visualizar la vejiga y la próstata. Otras pruebas adicionales son la medición del flujo urinario (flujometría) y del residuo urinario

TIPOS DE PROSTATITIS

1. PROSTATITIS AGUDA BACTERIANA: es la más fácilmente diagnosticada. Se produce por una infección bacteriana. Sus síntomas se inician repentinamente y son generalmente severos, por lo cual el paciente acude rápidamente al médico.

2. PROSTATITIS CRÓNICA BACTERIANA: sus síntomas son menos severos que la prostatitis aguda y se desarrollan gradualmente. Se debe a una infección bacteriana crónica demostrada de la próstata. Existe un grupo de hombres con este tipo de prostatitis que pueden estar sin síntomas o algunas veces éstos van y vienen a lo largo de períodos variables de tiempo.

3. PROSTATITIS CRÓNICA/SÍNDROME DE DOLOR PÉLVICO CRÓNICO: este diagnóstico se hace cuando el paciente presenta síntomas de prostatitis crónica pero no existe evidencia de infección bacteriana. También se le da el nombre de prostatodinia (ya no utilizado).

4. PROSTATITIS ASINTOMÁTICA: se diagnostica generalmente al evaluar a un paciente asintomático por alguna otra condición, a quien se le realizó una biopsia de próstata por presentar sospecha de cáncer de próstata

¿CUÁLES SON LAS OPCIONES DE TRATAMIENT0?

Existe una variedad de opciones terapéuticas, que van desde medicamentos como antibióticos orales, o endovenosos en los casos severos que ameritan hospitalización, antiinflamatorios no esteroideos, bloqueadores alfa-adrenérgicos y sedantes, hasta medidas generales como baños de asiento, calor local, sentarse en una almohada o cojín inflable, técnicas de control del stress, y evitar las comidas picantes, cafeína y el alcohol. Aunque algunas prostatitis no son del todo curadas, los síntomas pueden ser manejados satisfactoriamente. El urólogo, en conjunto con el paciente, decidirá la opción terapéutica mas apropiada, y la duración del tratamiento, para cada caso en particular, dependiendo del tipo de prostatitis.

Ver también

POR QUÉ SON IMPORTANTES LOS CHEQUEOS PROSTÁTICOS
PRUEBA DEL ANTÍGENO PROSTÁTICO ESPECÍFICO, TACTO RECTAL Y BIOPSIA PROSTÁTICA
INFECCIÓN DE LA PRÓSTATA - PROSTATITIS
CRECIMIENTO DE LA PRÓSTATA - TRATAMIENTO
CÁNCER DE PRÓSTATA
DEFICIENCIA ANDROGÉNICA EN EL HOMBRE MADURO